• Recuperación de tejidos en sufrimiento;
  • Lesiones refractarias, recaídas frecuentes.
  • Lesiones con necesidad de desbridamiento quirúrgico o amputación;
  • Condiciones clínicas en que sea el único tratamiento;
  • Lesiones graves y/o complejas;
  • Falla de respuesta a los tratamientos convencionales;
  • Empeoramiento rápido con riesgo de muerte;
  • Lesiones en tejidos blandos: rostro, manos, pies, perineo, genitales, ma
  • Isquemia producida por intervención quirúrgica.
  • Infección del lecho quirúrgico.
  • Deiscencia por acto quirúrgico.
  • Peritonitis purulenta no quirúrgica.
  • Íleo paralítico refractario.
  • Pancreatitis aguda.
  • Colitis ulcerosa en actividad.
  • Enfermedad de Crohn fistulizada.
  • Fistulas enterocutáneas.
  • Complicaciones de cirugías anorrectal.
  • Isquemia hepática post-transplante.
  • Abscesos múltiples de órganos parenquimatosos
  • Neumatosis intestinal.
  • Cistitis hemorrágica por adenovirus.
  • Trauma isquémico de extremidades (aplastamiento, deglobing, fracturas expuestas, pérdidas de sustancias, rupturas de vasos).
  • Trauma en zonas previamente comprometidas (áreas necróticas, isquémicas, irradiadas, etc).
  • Traumas en tejidos blandos: rostro, cuello, mamas, perineo, genitales, manos y pies.
  • Traumas con infección secundaria.
  • Avance de las lesiones traumáticas iniciales.
  • Lesiones por quemaduras de piel.
  • Accidentes por agentes biológicos (mordedura de animales, etc)
  • Pneumoencéfalo.
  • Infecciones bacterianas de partes suaves: aeróbicas y anaeróbicas, purulante y/o necrozantes (ejemplo: pioderma gangrenosa, piomiositis, etc).
  • Erisipela.
  • Micosis invasivas (Actinomicosis, Mucormicosis, etc)
  • Osteomielitis primaria con mala respuesta al tratamiento.
  • Lepra en casos seleccionados.
  • Otitis medias, externas y mastoiditis de evolución crónica, otitis externa maligna.
  • Epidermólisis bullosa
  • Infecciones bacterianas seguidas a enfermedades virales (varicela, herpes zoster).
  • Infecciones refractarias / gérmenes multi-resistentes.
  • Tejidos blandos: rostro, cuello, perineo, genitales, manos y pies.
  • Injerto fallidos o colgajo previo.
  • Fondo claro (isquémico).
  • Osteomielitis asociada.
  • Posibilidad de amputación.
  • Presencia de fístula.
  • Ausencia de signos de cicatrización.
  • Fondo irregular
  • Heridas en zonas previamente comprometidas (áreas necróticas, fibróticas, isquémicas, irradiadas, etc).
  • Heridas extensas y/o profundas.
  • Heridas isquémicas por enfermedades arteriales obstructivas periféricas.
  • Arteriopatias inflamatorias.
  • “Pie diabético”.
  • Úlceras venosas.
  • Lesiones cutáneas
  • Fracturas expuestas en casos seleccionados.
  • Osteomielitis post quirúrgicas, post fracturas y hematogénicas.
  • Artritis sépticas.
  • Pseudoartrosis con o sin infección.
  • Cirugía ortopédica infectada.
  • Necrosis aséptica de cabeza de fémur
  • Quemaduras térmicas, eléctricas y químicas.
  • Lesiones de difícil cicatrización.
  • Injertos y colgajos comprometidos o de riesgo.
  • Celulitis, fascitis y miositis, después de cirugías plásticas reparadoras y estéticas (mamas, abdomen, y lipoaspiración).
  • Infecciones necrotizantes de tejidos suaves después de procedimientos invasivos estéticos (como inyección o aplicación de productos biológicos autólogos, productos sintéticos y semi-sintéticos para relleno).
  • Dehiscencias de cirugías comprometiendo el resultado estético.
  • Pacientes con alto riesgo de complicación (diabéticos, fumadores, etc.) con el objetivo de priorizar la isquemia de tejido post traumática.
  • Disminución de edemas post operatorios en casos seleccionados.

Observaciones: no está indicada la aplicación previa de OHB en pacientes sanos que se someterán a cirugías plásticas estéticas.

La OHB, por su acción única sobre los tejidos humanos post irradiados (principalmente por el efecto neo-angiogénico) es el único tratamiento capaz de recuperar significativamente y de forma duradera los tejidos, siendo indicada en los siguientes casos:

 

  • Dermatitis actínica.
  • Miocitis actínica.
  • Colo-proctitis actínica.
  • Cistitis actínica.
  • Neuropatía actínica periférica
  • Mielitis y encefalitis actínicas en casos particulares.
  • Implantes en tejidos comprometidos por la radioterapia.