Gluteoplastia

La gluteoplastia es un procedimiento que mejora el volumen y la proyección de la zona glútea. Existen dos técnicas para mejorar la forma y el volumen de los gluteos, la colocación de implantes y el injerto graso gluteo. En ningún caso se debe acceder a la infiltración de sustancias como biopolímeros, o ácido hialurónico las cuales pueden causar rechazo del organismo.

Cada paciente tendrá características particularmente diferentes por lo que el cirujano debe planear antes de la cirugía, el procedimiento óptimo teniendo en cuenta aspectos como la contextura, talla, peso, estructura ósea, pelvis y muslos.

lipoinjerto

La grasa propia de la paciente obtenida en el proceso de liposucción es preparada y se inyecta en las zonas glúteas donde falta proyección o existen depresiones .

Implantes:

Se utilizan en pacientes que tienen un volumen aceptable pero poca proyección. Implantes redondos de base pequeña, mejoran la proyección de los glúteos sin aumentar el tamaño de los lados.

Existen tres tipos de prótesis: silicona, solución salina e hidrogel. Siendo la más usada la silicona al tener mejor consistencia, ofreciendo resultados más naturales en forma y tacto.

– La incisión se realiza en el pliegue interglúteo, y su longitud varía entre 4 y 10 centímetros. Por su ubicación es muy poco visible

– El implante se ubica en medio del músculo glúteo mayor.

– La intervención dura alrededor de dos horas

– La Gluteoplastia es un procedimiento ambulatorio

– La anestesia utilizada puede ser general o regional

– Desiciones: Antes de realizar la intervención, debes ponerte de acuerdo con el cirujano en el tipo de implante que va a usar, la talla ideal para las proporciones de tu cuerpo y la forma como va a introducir las prótesis.

– Exámenes de laboratorio: El cirujano solicita pruebas de laboratorio. Cada cirujano solicita diferentes pruebas de acuerdo al paciente y su historia clínica

– Medicamentos: El paciente debe informar al cirujano sobre todos los medicamentos que está tomando y discutir el impacto que podría tener en el procedimiento. Evite tomar aspirina, medicamentos anti-imflamatorios o suplementos vitamínicos que puedan aumentar el sangrado.

– Alimentos Recomendados: Antes de operarte debes disminuir el consumo de grasas y harinas y comer más vegetales y proteinas. Los alimentos con Vitamina C pueden ayudar en tu cicatrización

– Cuidados de la piel: Es importante hidratarse la piel con una crema para el cuerpo desde una semana antes

– Deje de fumar: Se recomienda dejar de fumar mucho antes del procedimiento. Consulte con su cirujano plástico sobre cuándo debe hacerse.

Cuidados Post Operatorio: El paciente debe recibir instrucciones de cuidado post-operatorio e información sobre las posibles complicaciones antes del procedimiento.

– Permanecer en reposo las primeras 72 horas

– Puede sentir tirantez en la piel. Es completamente normal mientras el cuerpo se acostumbra a los cambios.

– Se recomienda intentar levantarse y caminar progresivamente

– Debe descansar y dormir boca abajo o de lado

– Durante las primeras tres semanas debe evitar sentarse por tiempos prolongados

– Debe mantener la faja puesta durante las primeras tres semanas

– El cirujano recomendará masajes para evitar que la cápsula que contiene el implante se contraiga.

– Se recomienda no hacer esfuerzos innecesarios, abstenerse de levantar objetos pesados