Hilo Ruso

Procedimiento realizado con anestesia local y de manera ambulatoria que sirve para levantar los tejidos de la cara, utilizando hilos de polipropileno que es un material que no genera rechazo ni reacción en los tejidos, no tóxico y altamente resistente, estos hilos se introducen en la piel a través de guías, tienen unas pequeñas salientes en forma de “espina de pescado” que se fijan a los tejidos profundos y luego se aplica tensión en ellos generando estiramiento del área que se esté manejando y reacomodando los tejidos.

Son muy utilizados en el área facial para mejorar los surcos nasogenianos –surcos localizados en cada lado de la nariz hasta el mentón-, levantar las cejas o manejar el ascenso de tejidos caídos en la mejilla, sin embargo tienen indicaciones específicas y debe el paciente ser valorado por el cirujano plástico con un buen exámen físico, debido a que en casos de flaccidez marcada están indicados otros procedimientos quirúrgicos.

El procedimiento tiene una duración promedio de 1 hora, no requiere hospitalización, el paciente deberá tomar antiinflamatorios y antibióticos en el postoperatorio, la inflamación es mínima por lo que podrá volver a sus labores rápidamente.