Otoplastia

Es una cirugía diseñada para lograr reducir tamaño de las orejas cuando son grandes o para llevarlas más cerca de la cabeza cuando estas se encuentran muy separadas.

Idealmente la cirugía debe hacerse cuando el niño alcanza los 6 años A esta edad el niño tiene casi el 90% del tamaño definitivo de la oreja.

Es una cirugía que también se puede realizar en adultos y no tiene mucho riesgo asociado al procedimiento. Debe recordarse que entre los dos pabellones auriculares pueden existir diferencias que no puedan ser corregidas por la cirugía y esta simetría es bastante improbable que se pueda lograr perfectamente. Existen muchas técnicas quirúrgicas para hacer la Otoplástia, la mayoría de las cuales incluye una pequeña incisión en la parte de atrás de la oreja donde el Cirujano corrige los defectos del cartílago para poder llevar la oreja hacía atrás.

Algunas dejan puntos permanentes que ayudan a mantener esta corrección y en otras ocasiones se remueve algún fragmento de cartílago para dar una forma más natural. Al finalizar el procedimiento el paciente saldrá con un vendaje que cubrirá el área quirúrgica de una o de las dos orejas, si han sido ambas operadas, el cual ayudará a moldear y a cicatrizar. El cual es sustituido a los 5 días por una balaca, los puntos externos son retirados entre 10 y 15 dias.