Remoción de Tatuajes

La remoción de tatuaje puede ser realizada quirúrgicamente o por medio de láser. La remoción quirúrgica es la de más rápida realización pero tiene el inconveniente de las cicatrices que dependiendo del sitio del tatuaje puede quedar muy aparentes y poco estéticas.

En los últimos veinte años la tecnología láser ha revolucionado el tratamiento de diversas patologías cutáneas. Hoy los tatuajes se corrigen de forma sencilla y exitosa gracias a los diferentes tipos de láser, dependiendo de los colores del tatuaje el numero sesiones varían, de 5 a 10 y pueden dejarlos poco aparentes y algunos casos desaparecer por completo. Las sesiones se realizan con intervalo de 30 a 45 días.