Ritidoplastia

Este procedimiento está destinado al rejuvenecimiento facial mediante la remoción del exceso de piel de la cara y recolocación de la misma, para mejorar los diferentes ángulos y atenuar las arrugas, producidos por el proceso de envejecimiento y la pérdida de sustentación de los tejidos dada por la gravedad.Este proceso, sumado a la exposición al sol, el poco cuidado de la piel, la pérdida de fibras de colágeno y la actividad muscular, hacen que la piel presente arrugas y empiece a sobrar borrando las diferentes líneas y ángulos faciales.

El rejuvenecimiento quirúrgico facial, si bien no devuelve la juventud, si le permite al paciente un aspecto de lozanía al reacomodar sus tejidos, atenuando el proceso de envejecimiento y volver a recrear su contorno facial.El rejuvenecimiento facial es una cirugía de bastante cuidado y detalle por parte del Cirujano Plástico, se realiza con anestesia General y en pacientes muy escogidos con Anestesia Local más sedación, ya que es un procedimiento de aproximadamente 5 a 7 horas de duración. Requiere de especial preparación operatoria para permitir al Cirujano colocar las incisiones en el cuero cabelludo inmediatamente por encima del pabellón auricular, rodeándolo y en la parte posterior del mismo, esto permitirá que al final las cicatrices sean muy poco notorias en la mayoría de las personas que no tienen ninguna alteración en su proceso de cicatrización.

La piel de la mejilla es despegada de los músculos y se levanta en la medida que sea necesario, luego es tensionada para quitar el sobrante de piel y reacomodada para recuperar los ángulos faciales, igualmente los músculos de la cara pueden ser reacomodados mediante suturas de tensión para darle una mayor firmeza a los tejidos faciales, se pueden también usar otras herramientas quirúrgicas como son los implantes faciales de material sintético y los implantes de grasa del mismo paciente para mejorar el contorno facial cuando este lo requiera.